Modelo ALASEHT para la Educación y Formación del Niño en Prevención de Riesgos de Accidentes

EDUCAR PARA PREVENIR

EL sistema educativo de cada país es pilar en la construcción de seres humanos integrales y capaces de reaccionar frente a las situaciones. Por eso, hoy día se hace necesario incorporar en los currículos escolares la formación en prevención de riesgos de accidentes, para que desde las escuelas se pueda crear conciencia preventiva en el niño, para lograr cambios duraderos en la actitud de la persona ante el riesgo de accidente.

La civilización está basada en la transmisión del conocimiento de persona a persona y de una generación a otra. Sin la preservación del conocimiento, cada persona y cada generación tendrían que comenzar desde cero. Obviamente, de esta manera no hubiera habido progreso alguno y el hombre nunca hubiera salido de las cavernas, quizás y nunca hubiera alcanzado el título de Homo sapiens. El hombre avanza porque cada nueva generación puede heredar y de esta manera obtener los conocimientos de sus predecesores y usarlos como punto de partida para seguir generando y acumulando más conocimientos aún más avanzados. La prevención de accidentes no sucede automáticamente, tampoco los estilos de vidas saludables. Para eso se hace necesaria una educación programada y continua y más que esto, de “saber educar” a las generaciones.

Pitágoras se refería a la educación de la siguiente manera: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”. y es en la escuela donde se aplican esas aptitudes y actitudes en la vida diaria, es donde pasa gran parte de su tiempo, allí aprende realmente a compartir, a trabajar en equipo, a escuchar, a respetar, a conciliar y a dirigir, conoce por primera vez problemas reales y es donde verdaderamente conoce el camino hacia el bien o hacia el mal. Es decir, mediante el proceso educativo podemos generar una cultura de prevención que puede disminuir la accidentalidad laboral.

Dicha educación en prevención de accidentes no debe ser una mera transmisión de información, debemos basarnos en la parte viviencial, debemos buscar que el educando asocie la información con sus vivencias y las lleve a la práctica.

Para obtener la información completa, solicite el tema de su interés a alaseht@laseguridad.ws